05 DE JULIO DE 2015 | Hace 664 dias

Sampaoli, un ilustre desconocido en su hora más gloriosa

Jorge Sampaoli, el entrenador argentino de la Roja, entró en la historia del fútbol chileno y en el corazón del pueblo trasandino. Vivió la consagración con euforia y sostuvo: “Este país necesita de estas alegrías”.

Bielsista y tozudo, al final Jorge Sampaoli le terminó torciendo la opinión a los chilenos. Tras las críticas recibidas, terminó consagrando a “La Roja” por primer vez en su historia como campeón sudamericano. Un casildense de 55 años, poco conocido en su país, pero de un recorrido importante detrás de la cordillera, consiguió lo que otros entrenadores no pudieron: que Chile inscriba su nombre dentro de los ganadores de la Copa América. Como decíamos líneas arriba, no era alguien que no fuera conocido. Dirigió dos años a O’Higgins y otros tantos a la Universidad de Chile. Si hasta lo criticaron porque puso, en un partido, a Vidal lesionado. Pero la ecuación se empezó a revertir con la aceptable producción en el Mundial 2014, en donde cayó ante el local en octavos y por penales y esta vez, con el plantel que condujo, tuvo final feliz, como en los cuentos.

Ya en la previa, le había intentado quitar presión a su equipo al decir que “estas finales hay que jugarlas y no necesariamente ganarlas”. Luego, en el partido, mostró un gran grado de identificación con la selección de Chile. “Mi compromiso es con estos jugadores” había dicho antes de la final y lo dejó completamente en claro ayer en el partido.

Luego ponderó que “Chile no encontró la Copa. Chile ganó todos los partidos. No vi ninguna jugada que me diga que Chile no superó a todos los rivales. La propuesta de Chile fue superior a la argentina en volumen de ataque podíamos haber ganado en los noventa minutos reglamentarios”.

Más adelante ponderó a Alexis Sánchez y a la forma en que ejecutó el penal definitorio: “Lo de Alexis es impredecible. No lo había entrenado. Fue un jugador que mostró la jerarquía y categoría que tiene”.

Además de revelar que se intentó hacer lo mismo que en el partidos ante España (a quien Chile eliminó del Mundial) y Alemania y sacó pecho ya que “neutralizamos a un jugador como el mejor del mundo”. “Este país necesita estas cosas” agregó Sampaoli, quien pidió a los medios de comunicación que “no se encarguen de entristecerlo tan rápido” en alusión a las informaciones de los medios chilenos sobre las polémicas suscitadas durante la Copa en torno a Arturo Vidal y Gonzalo Jara.

Sampaoli adelantó que las eliminatorias para el mundial del 2018 supondrá “un objetivo muy duro para Chile”, más complicado incluso que levantar la propia Copa América.

“Ahora quiero disfrutar de este momento con los jugadores, con toda la gente” concluyó